Y sin embargo callaste

callaste

Un poema para aquellas personas que aun amándose, perdieron la confianza y prefirieron callar.

No hubo razón suficiente para callar, pero la tentación fue más grande. Sólo se distinguían mis párpados en la cima y en cada silencio se encontraba mi sentencia.

Huíste del suspiro para arrojar nuestro aliento al vacío. Alejaste por completo la oposición a la realidad mundana y sentí dependencia a la obsesión.

El rojo mutó a gris, así las mariposas volvieron a su inicio. Los viejos escudos que me protegían se desvanecieron hasta formar delgadas telarañas, tan fuertes para ser mi trampa.

Los pasos que ascendían los escuchaba para recordar los tuyos, pero no me diste oportunidad de caminar junto a ti, y entonces dejé de escuchar. Sometí mis impulsos hasta controlarlos, amordacé la esperanza, y ahora soy libre. Pude besarte eternamente y, sin embargo, callaste.

Melanie Forey

 

Melanie Forey
Written by Melanie Forey