“Te amo siempre”

Llegué al “Te amo siempre” por @la__asilvestrada, una cuenta en Instagram súper tierna que sigo desde hace tres años.

Comencé a leer su post y me sentí, con cada oración, mucho más en paz. La maternidad es difícil por las dudas y los miedos de querer hacerlo bien, pero es mucho más dura cuando te sientes sola y piensas que lo que vives no lo vive nadie más.

Sentir esa comprensión y empatía no es tan común, en mi caso, porque suelo encerrarme mucho en mí misma sin observar el exterior. A veces resulta, a veces no.

Por eso cuando lo leí me sentí tan en paz, esto fue inspirado en otro post, el de @redwoodbird, que hablaba sobre el amor incondicional a nuestros hijos no importa qué, no importa cuándo.

Así que me uno a la iniciativa y le digo a Valita “Te amo siempre”.

**

Te amo, mi pequeña, siempre y para siempre. Te amo cuando no quieres levantarte para ir a la escuelita, te amo aunque patalees y te tires al suelo. Te amo cuando te niegas a ir en tu sillita en el auto y lloras y lloras sin parar.

Te amo cuando vamos por la calle y no quieres tomar mi mano, cuando prefieres ir sola aunque me muera de angustia rogándote que tengas cuidado. Te amo cuando te niegas a asearte porque prefieres jugar.

Te amo cuando prefieres chocolate a una banana y me gritas desesperada ante mi insistencia de lo segundo. Te amo cuando tengo que hacer malabares para que te tomes la medicina y te laves los dientes.

Te amo cuando estoy cansada y lo que quieres es correr y comerte al mundo, mientras yo quiero tirarme a ver una película. Te amo por las noches cuando duermes y pareces una manecilla de reloj, girando y quitando todo a tu paso, yo, por ejemplo.

Te amo cuando tengo que rogarte para irnos de los juegos. Te amo cuando te ensucias y yo sólo pienso en cómo quitar las manchas, mientras me enseñas que eso no importa mientras vivas como quieres vivir.

Te amo cuando tengo dolor de cabeza por desvelarme o mal pasarme, mientras espero que tú duermas y tú comas. Te amo cuando no quieres vestirte, cuando no quieres ponerte los zapatos, cuando no quieres peinarte.

Te amo cuando me dices “No”, mientras yo digo lo mismo, en una batalla por ver quién cede primero. Te amo cuando buscas a tus “abus” en un afán de burlar tus responsabilidades mientras haces lo que deseas.

Te amo cuando tropiezas o te caes aun cuando te haya dicho que era peligroso. Te amo cuando pintas la pared. Te amo cuando te regaño o levanto la voz desesperada, porque lo hago por el miedo a que puedas lastimarte.

Te amo también cuando cantas y cantas sin parar, cuando te ríes a carcajadas, cuando corres alegre y contenta a recibirme. Te amo cuando me abrazas y me dices “mami”. Te amo cuando repites mis frases haciéndolas tuyas.

Te amo cuando abrazas y amas a “papi”, cuando te diviertes sola, con niños o con tus “abus”. Te amo cuando sonríes para la foto, cuando comes pastel o sopa. Te amo cuando superas obstáculos y te avientas de la resbaladilla. Cuando juegas con Coco.

Te amo cuando estás sana, cuando estás enferma, cuando estás triste, alegre, enojada. Te amo siempre y para siempre, mi pequeña Valita. No importa lo que hagas, lo que digas, lo que seas y lo que ames, YO TE AMO A TI SIEMPRE.

**

¿Qué tal? ¿Te unes a esta iniciativa?

 

Melanie Forey
Entradas creadas 187

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba