No entendía lo que significaba “ser feliz con lo que tienes”

serfelizconloquetienes

Sólo hasta hace unos días realmente entendí la frase “ser feliz con lo que tienes”, yo le agregaría “ser feliz con lo que eres”. Me recordó la canción de Napoleón, que dicho sea de paso, me gusta mucho. En fin, yo creía que era una frase súper motivacional y que tenía mucho que ver con el aspecto material, pero no es eso únicamente, así lo entendí.

Porque lo material, conseguirlo puede no ser lo más sencillo del mundo, pero puedes obtenerlo porque depende de ti. “Ser feliz con lo que tienes” depende de aceptar lo que no puedes cambiar, lo que no depende de ti, y lo que tienes que dejar por la paz si no quieres frustrarte por el resto de tu vida.

Había estado luchando con “ideales”, míos y de otras personas, pero ya me rendí y no en un aspecto derrotista o conformista, sino en uno de aceptar lo que tengo. En muchas ocasiones he pensado por qué yo no tuve “ciertas experiencias”, por qué no las tengo ahora, por qué soy así, por qué son así, por qué no cambian, por qué no cambio yo. Pues, le puse punto final a eso aceptando lo que tengo y lo que soy.

Tengo lo que tengo y está bien. Sí, no es lo que me gustaría, pero es lo que es y ya está. Lo que tengo tiene partes muuuuuy buenas, casi “celestiales” jaja, y aunque sus partes malas son muy malas, ¿qué cosa no es así en este mundo? Lo que tengo es lo que me ha hecho ser lo que soy, y me gusta cómo soy. Obviiiii en ocasiones no me gusto taaaanto, pero desde que respiro con más calma, también me acepto cómo soy sin sentirme culpable.

No puedo decir que de la noche a la mañana ya soy feliz con lo que tengo, estoy en el proceso todavía desde que me cayó el 20, porque terminé muy cansada de luchar tratando de cambiar la situación, cuando era más fácil aceptar lo que tengo y seguir adelante. NUNCA voy a cambiar lo que no depende de mí, pero sí puedo cambiar la forma en la que lo tomo, es un cliché lo que escribo, pero fue realmente necesario reflexionar sobre esto para entender lo que significa.

Como siempre he dicho, aceptar a los demás como son no es tarea fácil y en el proceso te lastimas tú y lastimas a las otras personas. Además, quién dice que lo que yo pienso es lo correcto, entrar en este dilema filosófico, moral y emocional no tiene sentido para mí, hay mil y un formas de ver un mismo punto que estresarse por querer que todos lo vean del mismo modo es desgastante, y cómo para qué desgastarse.

También creo que hay ocasiones en las que puedes expresar tu punto de vista, calmada y asertivamente, pero si la otra parte no te entiende, ya no es tu asunto, porque hiciste un esfuerzo de hacerlo cool. También hay otras ocasiones en las que ya no vale la pena expresar tu punto de vista, como dice el changuito “hay batallas que no deben pelearse”, porque es pérdida de tiempo, recursos y energía que podrías aplicar en algo más productivo. Simplemente, “seré feliz con lo que tengo”.

Ahora, aceptarlo no quiere decir que mis reacciones cederán ante los caprichos ajenos, quiere decir que tomé una decisión sobre cómo actuar de ahora en adelante frente a lo que tengo, no violenta, no triste, no envidiosa, no frustrada, no desilusionada, no confundida, no soberbia, porque quiero ser una mejor persona, porque tengo el derecho de ser como soy y los demás tienen el mismo derecho.

Además, ahora también tengo la mejor actitud de aceptarlo, aunque no sea la tarea más fácil del mundo. Jajaja me costó años, literalmente, entenderlo. Creo que más de 15.

Gracias por leerme.

Por cierto, les dejo la canción de Napoleón, nomás para pasar el rato. ¡Qué oso! (nomás tantito) 😛

Melanie Forey
Entradas creadas 193

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba