“Soy como un niño”, ¿te sientes cool cuando lo dices?

Niñas que se comportan como niños y niños que se comportan como niñas. Algunos los odian, otros los juzgan, el mundo está opinando mucho últimamente sobre éste o… cualquier tema.

Y como yo soy parte del mundo, esta vez quise escribir sobre el comportamiento de algunas niñas, incluyendo mujeres, que se sienten súper cool diciendo: “soy como un niño”.

Es como si fuera algo MUY original, cool, trendy… así he escuchado frases como: “a mí no me gustan todas esas cosas rositas”, “a mí sí me gustan los deportes”, “me visto como niño”, “odio ir de compras, no soy como una niña” “en el amor soy como un niño”. En fin…

Hacía mucho que quería escribir sobre el tema, y no encontré mejor pretexto que hoy el Día Internacional de la Niña, que se conmemora justo este 11 de octubre para recordar lo COOL que es ser niñas.

**
¡Nota!

El tema de este año es… “EmPODERar a las niñas: Antes, durante y después de las crisis”.

La ONU cita tal cual: “En todo el mundo, las niñas que han sido empoderadas están alzando su voz para luchar por sus derechos y su protección en todos los ámbitos.”

Temas sobre el abuso, la violencia, la discriminación son muy, muy polémicos y polarizados, que si feminazis, que si queremos los mismos derechos, que si no es cierto, que si sí es cierto, que si exageramos… bueno, además de ganarse buenos fans y haters, de todo hay.

**

Esto como marco, a lo que realmente quiero llegar es cómo los estereotipos sobre lo que es un niño y una niña han llegado a ser cool o no tan cool.

Los deportes, por ejemplo

Cuando presumes, le quitas “toda la onda”. He conocido a chicas que aman los deportes, pero simplemente les gustan y ya, NO lo andan diciendo por ahí.

Pero también he conocido mujeres que les encanta decir que les gustan los deportes y agregan… “soy como un niño”. He de decir que no se oyen tan naturales y menos cuando te das cuenta que en realidad no les gustan tanto.

Los amigos y reuniones

Otras mujeres les encanta decir que en las reuniones sociales prefieren estar con los chicos, que esas cosas de “mujeres” de estar en la cocina o llevando comida que no les van.

Que prefieren “beber” con los hombres y que la mayoría de sus amigos son hombres, que se comportan como ellos, ya sabes… bebiendo demasiado, albureando, “mamaseando” a las mujeres y se sienten orgullosas cuando les dicen: “Eres como un vato”.

Porque si te gusta estar en la cocina, ¡oh, por Dios! ¿Y la revolución femenina? Seguramente eres una mujer sumisa, abnegada sometida por los hombres. ¿Neta? ¿Y qué si te gusta estar en la cocina chismeando con mujeres?

El cómo se visten y se comportan

Algo parecido pasa con la forma de vestir, se está poniendo mucho de moda el famoso término “tomboy”, el vestirse “como niño”. Ah, y eso también es ser COOL.

Ah, pero cuidadito… también existen los que te critican si te pasas de la línea porque entonces te llaman “marimacho”, ¿qué tal?

O sea, el punto aquí es que tienes que ser “como un niño”, pero viéndote como una mujer súper sexy y altamente atractiva, ¿quién los entiende?

¿Por qué ser “como niño” es ser cool y ser “como una niña” está chafa?

Porque si cumples con el estereotipo de la chica coqueta, la que le encanta ir de compras, usar taconcitos, ver películas rosas y hablar tierna, entonces… no tienes la capacidad para pensar, tienes mente hueca y… eres estúpida.

Pero, si te vistes como niño, te gustan los deportes, albureas, tienes muchos amigos hombres, sabes jugar dominó y te encanta el billar, entonces eres lo MÁS COOL DEL PLANETA. ¿O sea, qué pedo?

¡Encasillar no está padre!

El problema es que seguimos creyendo que porque te gusta el rosa y usas tacones, eres estúpida, pero si no te arreglas y eres “como un niño”, entonces eres cool.

Pero en realidad estaría padre pensar que si te gustan los deportes, qué chingón, si te gusta ir de compras, qué chingón, si odias cocinar, chingón, si prefieres las películas románticas, qué chingón también… y todo esto aplica si ERES NIÑA O SI ERES NIÑO.

No, no soy una santa, también he pensado “Ah, que cool soy” cuando un amigo me dice que soy un vato, y también he llegado a molestar a uno de mis mejores amigos con un “eres una niña” burlándome porque es muy romántico.

Tampoco estoy tan en contra de los estereotipos porque te ayudan a conocer ciertos aspectos de un segmento que quizá no conoces a la perfección, lo que me caga es que se siga pensando que el estereotipo de una NIÑA es cero padre.

Esto lleva a muchas niñas a ocultar sus verdaderos gustos “mienten por convivir” sobre sus gustos musicales, sobre si les gusta el futbol, sobre si les gusta ir de compras o si les gustan los tacones.

Lo que a mí en realidad me molesta es que sigamos satanizando a las mujeres como banales y nada cool, y colocando a los hombres como inteligentes y totalmente cool, incluyendo las mismas mujeres.

Y que ciertos hombres también oculten sus gustos románticos y rosas, no sea que les vayan a decir PUTOS.

PLÍS…

“Let girls be masculine and feminine.”

**

Y TAMBIÉN…

“Let boys be feminine and masculine.”

 

Por su atención, gracias.

Melanie Forey
Written by Melanie Forey