Navidad en casa

Lo reconozco, este año no me esforcé demasiado en preparar la decoración navideña, pero intenté darle tantita onda o al menos cambiar un poco los adornos, esto fue lo que salió.

El rojo 

La gran mayoría de los adornos los reciclé de años pasados, creo que el rojo es mi color favorito para Navidad, había intentado el dorado y el beige, pero siempre caigo en rojo… ya es algo que no controlo, todo me lleva a él. En fin.

Las guirnaldas de pompones

Otros adornos fueron reciclados pero de las fiestas de mi pequeñita, como las guirnaldas de pompones rojos, negros y blancos del primer cumple de Val.

Así lucieron en la fiesta de Val…

Los mensajitos navideños 

Los globos de diálogo fueron la parte cool de mis adornos, bueeeh, me sobraron y los reutilicé como esferas con mensajitos, total, combinaban lindo.

La puerta

Lo mismo hice con la puerta, sólo le agregué un toque navideño con una ramita artificial de pino.

Por cierto, ¿alguien sabe cómo le puedo dar ese olor a pinito a mi casa si necesidad de tener un árbol natural?

En la mesa

El centro de mesa fue por accidente, sólo le puse lo que había sobrado de los adornos del árbol y quedó bonito.

Otro centro de mesa, que sí fue planeado y que mi esposito pensó que en realidad era el que había sido el desecho de los adornos del árbol (LOL), fue esta pequeña pecera…

Pompones, piñas y una vela artificial por aquello de no provocar incendios, dio como resultado algo también muy cuquis (no me juzguen, para mí es cuquis).

Reutilicé el letrerito luminoso de mi stand de bazares y lo transformé en un mensaje para nosotros, no muy original, pero también le da vista al mueble de la tele.

El árbolito 2.0

No me pude resistir a comprarlo, pintarlo y ponerle lucesitas, le puso onda a nuestra pared en rojo. El toque cursi y al aventón fue el gorrito de santa a los Saurios.

Y ya, ¿ven? No me esforcé mucho, les prometo que para la cena de Navidad le agrego un mantel lindo a ver si con eso se ve un poquito mejor.

Estoy pensando en unos cojines navideños como estos de abajo, ¿qué opinan?

Mi nenuca

Ah, y de pilón… mi muñequita en el árbolito de Navidad, al final todo esto es para ella y para que las tradiciones familiares continúen con mucho amor.

Melanie Forey
Written by Melanie Forey