Marzo de paseos y experiencias agotadoras

Este año se me está yendo voooolando y aunque al pensarlo siento un poco de angustia por todo lo que quiero hacer y no he hecho, también me siento muy orgullosa por lo poquito que voy haciendo a mi ritmo y con amor.

El inicio del mes me gustó mucho, nos escapamos de novios esposito y yo a una bodi en Xochitepec, Morelos, estuvo muy linda y me encantó pasar un rato sólo con él. Bueno, sin las prisas y cierto caos a la que la paternidad nos enfrenta en ocasiones.

He de confesar que aunque lo disfruté, también sentí la ausencia de mi pequeñita, es interesante descubrir este tipo de emociones que nunca había experimentado, una especie de nostalgia, alegría y paz, no sé cómo llamar a esa combinación. En fin…

La imagen puede contener: una o varias personas, árbol, césped, planta, exterior y naturaleza

Cumpleañitos

También fue un mes de cumpleaños en la oficina, el de Yisus y John, dos personitas que se han vuelto súper importantes en mi vida. Ell primero por su amistad, pero también porque es una de las personas que más entiende el ser introvertido, pocos llegan a hacerlo y él me ayuda muchísimo.

Y John, pues es John, lo conozco desde que llegué a Grupo Acir, es de las personas más amables que conozco, quien deja de hacer cualquier cosa para escucharte, pero realmente te escucha y procura ayudarte en todo lo que necesites. Estoy muy contenta de haberme reencontrado con él.

Así que fueron lindos cumpleañitos, de pizza y velitas de cumpleaños, muy al estilo interactive. (Gracias, muchachos, por hacerme parte de esta historia digital)

Paseos

El mes también tuvo fines de semana cool, fuimos a Pachuca a seguir con nuestro sueño “hecho realidad”, a pintar, a cortar el pasto y darnos una vueltecita. También fuimos a jugar en el pasto de Xolox y a que Valita se sintiera libre sin el temor al que nos enfrentamos en la ciudad y la vida cotidiana.

Mis finanzas siguen en crisis, no es uno de mis fuertes. Esposito me dio su fórmula para administrarme mejor, espero poder aplicarla pronto porque una vez más se me acabó la quincena antes de la segunda. ¡Qué oso!

El puente del 18 de marzo nos cayó muy bien, descansamos mucho y terminamos de ver la última temporada de “Club de Cuervos”, creo que se suma a la lista de mis series favoritas. Lloré mucho, no me importa lo que digan, lloré mucho. También, salimos a pasear con Valita y me sentí muy tranquila. ¡Uuuuf!, y llegó la primavera con un clima muy cool, bueno, para mí.

¡Valita está creciendo y aprendiendo mucho! ¡La amo taaaanto!

Cerramos el mes enfermos

Ya casi se terminaba el mes, celebramos el cumpleañitos de Jacky y salimos otra vez a Xolox, pero Valita nos sorprendió con una pequeña o gran infección, no cayó como con la influenza, pero también nos movió los días y una semana entera, tuvimos que reorganizarnos para cuidarla.

Esto de que se enferme muy seguido nos ha vuelto locos, tanto en reorganización de actividades como por la preocupación constante de verla bien. Nos ha hecho leer más e informarnos sobre las enfermedades de los niños una vez que entran a la guardería, y aunque en muchos casos dicen que es normal y hasta saludable, la crisis a la que nos enfrenta es agotadora.

Terminé enferma también con tos, dolor de cabeza extremo y cansancio absoluto por noches sin poder dormir bien. En fin, así la maternidad, aceptémosla como es.

Para finalizar el mes celebramos el Baby Shower de la nena de mis compadres, pronto estará con nosotros Jimena y eso me tiene entusiasmada, la idea de que Valita tenga una prima me hace feliz, porque así como mi hermana, mis primos también fueron muuuuy importantes y siguen siéndolo en mi vida.

Adiós, marzo 2019, gracias por tanto.

Melanie Forey
Written by Melanie Forey