Lo que eliges dice mucho de ti

Confieso que vi esta película por su portada, se veía como todas las que suelo ver cuando estoy deprimida (sí, soy fan de las comedias románticas).

En realidad la peli no me gustó mucho y de comedia romántica tiene muy poco, más bien es un drama que me sacó mucho de onda, bastante loco.

* Si quieres verla, creo que spoilearé bastante, así que toma tus precauciones.

Se trata de la vida de varios adictos al sexo y cómo, a través de un grupo de autoayuda, tratan de superar su adicción.

En estos casos casi siempre uno espera el héroe inadaptado que sufre mucho, pero que al final supera su adicción y lleva una vida normal, o al menos, yo lo esperaba durante los primeros minutos de la película.

El personaje de Adam (Mark Ruffalo) se enamora de Phoebe (Gwyneth Paltrow), pero él es adicto al sexo, y en su proceso de desintoxicación, lleva más de 5 años sin nada de nada, lo que le lleva a tener conflictos de pareja. Eso, más sus ojitos de borreguito, me hicieron sentir un “awww, pobrecito”.

Entonces, reforcé mi teoría de que la peli sería la típica historia en la que el adicto se recupera y son felices para siempre, pero no sólo en esta historia, sino en todas las que muestra, como la historia del personaje de Pink, Patrick Fugit o Josh Gad.

Pero se me quitó la idea con un sólo diálogo de la película. Phoebe está platicando con la esposa de un adicto, algo así como el padrino de Adam. Cuando Phoebe le hace la pregunta sobre cómo supera ser la pareja de un adicto, su respuesta es todo lo contrario a lo que esperaba.

En este contexto, ¿qué respuesta esperabas tú? Yo esperaba una parecida a: “tan paciencia, se supera, ayúdalo, tú puedes, entiéndelo”, no sé, algo que lo convirtiera realmente en un “héroe inadaptado”, pero jamás esperé un “El que hayas elegido a un adicto ya dice algo.”

Y no, Phoebe no termina con Adam, final triste para los que estamos acostumbrados a los finales románticos “todo se supera y son felices para siempre”. Ah, y Adam recae en su adicción, además muestra una relación bastante enferma con su hija.

El desenlace de la película es loco y, en mi punto de vista, algo morboso. Sólo en algunas historias el final es el típico de superación, como para que no te sientas tan desilusionado de la película.

En fin, yo sólo me quedo con la frase “El que hayas elegido a un adicto ya dice algo.” ¡Qué fuerte! Un recordatorio a que todos tenemos nuestros propios demonios y el estar o no en una situación desagradable, depende de uno mismo.

orale

Deshacernos de la mierda que traemos dentro es difícil, pero ayuda saber quién eres realmente, aceptarte, y descubrir lo que quieres de tu vida. No todos tenemos por qué ser héroes, ni tampoco los “pobrecitos”.

Ah, y ni todos los que sufrieron mucho son buenos intrínsecos, ni todos los que casi no han sufrido son tontos que no saben nada de la vida. No tienes que ser el protagonista para ser feliz, ni el secundario para llevarte la peor parte.

En fin…

thanks-for-sharing-poster05

Director: Stuart Blumberg

Actores: Patrick Fugit, Gwyneth Paltrow, Mark Ruffalo, Pink, Carol Kane, Josh Gad, Tim Robbins, Joely Richardson

Duración: 112 minutos.

Clasificación: B15.

Sinopsis: Tres historias con algo en común: su adicción al sexo. Los personajes de la película empiezan a ver que su obsesión por el placer les está influyendo demasiado en su día a día y deciden apuntarse a un tratamiento que promete curarles de sus problemas en tan solo 12 pasos. Poniendo a prueba su capacidad de reprimir sus instintos, aprenderán a controlar sus deseos en público o a llevarlos con la mejor discreción posible. Superando paso a paso las pruebas a las que son sometidos, su único apoyo serán los otros miembros del programa que se convertirán en amigos fieles para salir todos juntos de su problema en común y recuperar sus vidas.

Melanie Forey
Written by Melanie Forey