El libre paso a la izquierda, una regla no escrita que algunos odian

Regularmente viajo en transporte público, pocas veces corro, pero la mayoría camino a paso veloz, o tan veloz como yo creo.

En estos viajes, existen reglas no escritas que pueden lograr un mejor trayecto, rápido y eficiente, en resumen… se trata de ser cortés.

Una de esas reglas es el “libre paso a la izquierda” en las escaleras eléctricas, esto es con el fin de que las personas con mayor prisa avancen más rápido.

No es una obligación, pero sí es una recomendación que algunos países llevan a cabo. Por ejemplo, en España se deja el lado izquierdo, pero en Australia es el lado derecho, en Japón depende de la ciudad.

El debate comienza

“Pues si tienes prisa, usa las escaleras fijas”, he escuchado mucho eso, yo misma lo pensaba, pero con la experiencia cambié de opinión.

Se trata de una cortesía que puede ayudar a eficientar la movilidad en el transporte público, no es una obligación, pero se trata de ayudarles a otros, porque todos tienen una historia detrás de esa “prisa”.

Una mamá que corre a la guardería después del trabajo para llegar por su bebé, un trabajador que llegó demasiado cansado, se quedó dormido y se le hizo tarde, una persona que tiene que tomar ese transporte y dos más para llegar a tiempo a su trabajo.

Se trata de ser cortés.

¿Y realmente funciona?

El problema es la gente con pereza. En algunas ciudades como Londres dejaban el libre paso a la izquierda, pero en estaciones muy profundas, la gente prefería usar el lado derecho para subir, dejando el otro lado completamente vacío.

Esto provocaba que el traslado fuera más lento y la fila para los que subían del lado derecho fuera enorme, así que decidieron quitar esta regla y pedir que subieran y bajaran en ambos lados.

La conclusión: todo depende… de las circunstancias y del país. Se trata de ayudar al otro y ser cortés.

La rutina es una gran familia

El transporte es una rutina diaria, a veces encontramos a las mismas personas, ¿te pasa?, así que conocemos perfecto cuando hay poca o mucha gente.

Organizarnos para que las escaleras que son hacia arriba se utilicen en ambos lados está cool, pero también habría que considerar las circunstancias.

Entender que si somos solo una persona del lado izquierdo que dificulta el libre traslado, y hay espacio del lado derecho, no nos cuesta nada hacernos a un lado y ser cortés, ¿o sí? Mucho menos si la persona que nos pide el paso es amable con un “Disculpe” anticipado.

Y no contestarle con un: “¡Pues usa las escaleras fijas!”, como si nos hubiera mentado la madre pidiendo permiso.

Insisto, siempre hay una historia detrás de esa persona, no se trata de molestar al otro, se trata de un entendimiento que no solemos tener.

La rutina nos puede ir dando esa organización, porque sabemos que en determinadas zonas concurridas, el libre paso a la izquierda puede no funcionar tanto, pero también se trata de dejar un poco la pereza y caminar, ya sea en las fijas o en las eléctricas.

Porque las escaleras fijas están hechas para agilizar la movilidad, ayudar a personas que por razones físicas se les dificulta el traslado y para cierta comodidad de todos los usuarios.

Ah, y no está de más dejar en este LINK otras recomendaciones para viajar rápido y seguro.

Ser cortés es la solución

En resumen, ser cortés te ayuda a ti a ser mejor persona y le ayuda al otro a responder nuevamente la cortesía en una cadena infinita de “favores” y reglas no escritas.

Pero se trata de una disposición y conocimiento que pocos tenemos. Solemos enojarnos mucho cuando alguien rompe con nuestra comodidad y rutina, solemos ser egoístas y reaccionar violentamente.

Solemos desconocer las normas y reglas no escritas, incluso las escritas, solemos pasar por encima de los otros, solemos no comprender las historias de los demás y solemos pensar que somos el centro del universo.

En fin, aquí nomás pensando en un libre paso a la izquierda metafóricamente hablando. Ahora sí voy a sonar como abuelita, pero… “por eso estamos como estamos”, por personas descorteses, egoístas e ignorantes.

¿Tú qué opinas del libre paso a la izquierda?

Melanie Forey
Written by Melanie Forey