El “nudo del corredor”, la mejor forma de amarrar tus agujetas

Hace algunos añitos que empecé a correr porque era el ejercicio más sencillo para mí, tenía un parque cerca y podía hacerlo sola.

Nunca tuve una preparación exhaustiva, ni un entrenamiento profesional, corría a la “Forrest Gump”, pero ahora quise tomar cartas en el asunto para hacerlo correctamente. La razón: las benditas carreras.

Para mí es motivante llegar a resultados que pueda compartir con alguien más, es lindo saber hasta dónde puedes llegar tú, pero cuando lo haces en una carrera es muy distinto a que si lo hicieras sola en un parque. En fin.

En esta preparación, fui a comprar tenis de acuerdo a mi pisada y de ahí empecé a investigar más.

¿Sabías que la forma en la que amarras tus tenis importa mucho a la hora de correr?

Algunos expertos dicen que el método correcto para atar tus agujetas te ayudará a que tengan el ajuste perfecto para mantener tus piecesillos protegidos de lesiones y ampollas, que en una carrera larga pueden ser factores para bajar tu rendimiento.

Amarrarte bien los tenis te puede ahorrar tiempo, dolor y hará que tu carrera sea ligera y muy feliz.

El último hoyito de tus tenis

Este nudo además de proteger tu pie, hará que la lengüeta no se mueva hacia ningún lado, algo que me ha pasado a mí, porque debo confesar que antes hacía doble nudo en lugar de ese nudito de corredor.

Los pasos:

En el último hoyito de tus tenis, introduce la agujeta de afuera hacia dentro y haz una pequeña orejita.

nuditotenis1

Ahora toma el extremo de un cordón y pásalo por el hueco del extremo contrario.

nuditotenis2

nuditotenis3

Con el pie en tu tenis, estira los cordones y ajusta tu tenis.

nuditotenis4

Confieso que siento el tenis como si fuera parte de mi cuerpo. Me siento mejor corriendo así y hasta ahorita todo va bien.

¡Los detalles cuentan mucho!

Fotos: foroatletismo.com

Melanie Forey
Written by Melanie Forey