El cuarto de Bebesauria Val đź’•đź’ś

Tenía muchas, muchas ganas de mostrarles cómo había quedado el cuarto de mi bebé desde que lo terminamos (hace casi un año), pero no había tenido tiempo de tomarle unas fotos decentes.

¡Pero lo logré! Quedamos muy contentos y satisfechos con el esfuerzo y lo mejor es que nos gastamos menos de lo que teníamos previsto, sobre todo porque algunas cosas en tiendas departamentales costaban muchísimo.

Yo no sé por qué las cosas de bebés son taaaaaan caras. En fin. La idea era crear un mini universo para Val, un poco neutro para que combinara con muchos colores y es que uno recibe muchos regalos y juguetes para niños multicolores y no quería se saturara de demasiaaaados colores, aunque no sé si lo logré al final.

Les voy contando un poco en cada imagen el proceso y cómo fue que lo hicimos, por si alguna mamá lo toma de inspiración para el cuarto de su bebé.

El principio

AmĂ© ese oso desde que lo vi, asĂ­ que comencé el boceto en Illustrator… aunque no tenĂ­a ni idea de cĂłmo hacerlo en la pared. TenĂ­a la intenciĂłn de dibujarlo antes y pintarlo o utilizar un proyector, pero se me hizo más fácil tomar medidas y encargar un vinilo con el diseño del oso, para despuĂ©s pintar las lĂ­neas.

El vinilo quedó muy lindo, luego compré un nivelador grandote y con lápiz marqué las líneas, así les puse la cintita azul que compras en tiendas de pintura, no fue tan difícil como creí excepto que ya tenía casi ocho meses de embarazo y las líneas de abajo fueron algo complicadas. Luego a pintar con brocha y mucho cuidado, eso sí con un poquito de agua en la pintura para evitar marcas de los brochazos (se le llama curar la pintura).

Para las montañitas usamos el color Paty de Comex y las líneas las formé al tanteo con la cinta azul, cuidando las esquinas de abajo, e igual con brocha y paciencia logré que se viera así de bonito. No necesité mucha pintura, utilicé menos de un litro por cada color.

El mérito está en hacerlo con una pancita y después de tu horario de trabajo, esto me tomó algunos días. Uno pinté de blanco, otro colocamos el vinilo (10 de mayo del 2016 para ser exactos), otro fui armando las líneas y así sucesivamente, y es que era la época de más trabajo de mi esposito y a mí me daba un ansia porque todo estuviera listo.

El “Bocetoso” que armĂ© en Illustrator

El oso 

El oso es la parte más linda del cuarto (al menos mi favorita), aunque hay otros elementos de los que te enamoras, como la casita tipi.

Las cortinas

Las cortinas las mandamos a hacer en Telas Junco, regularmente las pedíamos en Parisina, pero no encontramos la tela que nos gustara. Son moraditas, en el tono EXACTO de la pintura Paty de Comex, fue una suerte encontrarlas y entra luz suficiente, no en exceso, pero es un cuarto a gusto para dormir las siestas del día.

Lo bueno es que se pueden recorrer para que entre mucha más luz, como me gusta. Decidimos que no fueran blancas para probar y no nos disgustó el resultado. ¿Tú qué opinas?

Las montañas

Las había visto mucho en los cuartitos de bebé que buscaba en Pinterest y estaba tan enamorada, así que no me pude resistir, además iban perfecto con la casita tipi en el mini universo de Val. Lo combinamos con un lindo juguetero hecho de huacales que no son huacales (LOL).

El juguetero 

También lo vimos en Pinterest jajaja, ya sé, es una fuente de inspiración muy linda. Antes habíamos buscado huacales en Mercado Libre que fueran suficientemente resistentes y no tan usados, conseguimos el contacto de un chico que los hacía desde cero, nos había hecho unos lindos carritos para transportar botellas en nuestra mini cantina, así que le preguntamos si podía hacer el mueble. ¡Dijo que sí!

Y este fue el bonito resultado, lo pintó en colores muy lindos, tal cual se lo pedimos y nos costó menos de lo que esperábamos. Le colocamos muchos juguetitos de los que le iban regalando a Val y de los que nosotros ya teníamos y no queríamos soltar por ningún motivo.

Los juguetes

Combinaron perfecto con el juguetero y nos traen tantos recuerdos. Algunos son míos y otros nos los han dado con tanto cariño, que cómo no disfrutarlos tanto en este lindo juguetero.

El letrero fue regalo de sus tíos (Los Subarus) y está hecho en una carpintería local.

Los organizadores

Los vimos en La Comer, son de la marca Cherokee, se ven muy lindos y los usamos para guardar juguetes y ropita sucia, ¡quedaron lindos en el cuarto de Val!

La casita tipi 

¡Es tan linda! La compramos en una isla en Galerías Insurgentes (CDMX), en este link puedes encontrar más info sobre las casitas. Incluso puedes pedir más accesorios que la harán ver más linda.

Nosotros le agregamos algunas muñequitas (de la más tradicional a la más alternativa)  y las veces que hemos puesto a Val ahí, parece que no se la pasa tan mal.

La alfombra

Yo tenía muchas ganas de una alfombra redonda, pero no encontré muchas en las tiendas para bebés, y aunque encontré otras, eran demasiado caras y no me gustaban.

Así buscando, conocí Susimiu y me enamoré perdidamente, en este link  les paso el contacto. La alfombra no fue tan cara, está hecha de trapillo y es tejida, el problema fue el costo del envío, pero me empeciné tanto que no me importó pagarlo.

Además, combinaba PERFECTO con la casita tipi, gris, rosa, estrella… ¡hermosa!

La mecedora

Sí, también la vi en Pinterest y era un elemento muy repetitivo que terminó siendo una obsesión. La mecedora la encontré en Mercado Libre, el tiempo de entrega contra disponibilidad no fue tan malo, así que valió la pena. Todavía suelo alimentar a Val ahí, se queda dormida por la noche mientras nos mecemos, hasta yo lo disfruto.

Uni y el cochecito

Ese cochecito lo compramos en Amazon España, no sĂ© quĂ© tiene España que tiene demasiadas cosas lindas en diseño, es para la boda de mi hermana y es un lindo lugar para que viva “Uni”, un hermoso unicornio hecho de crochet regalo de una muy buena amiga.

La cuna

Es de esas cunas que se transforman en camas individuales quitando los cajones y convirtiéndolos en burós, es muy bonita, pero la habíamos visto carísima en tiendas departamentales.

También la compramos en Mercado Libre, nuestra tienda oficial jajaja, nos costó menos de la mitad de lo que la encontrarías en Liverpool, muuucho menos, eso sí, los acabados no son perfectos, pero cumple con su función provisional de cuna y es lo suficientemente resistente para convertirla en un futuro en cama individual, además los cajoncitos son súper prácticos.

Los accesorios

Fuimos comprándolos poco a poco y en donde los encontrábamos, algunos son de tiendas departamentales, otros son de Zara Kids, otros de Waltmart y otros no me acuerdo.

La cobija ballena

La vi en una tienda española y me decidí a comprarla por Internet, aunque tristemente se agotaron y terminé comprando otras cosas. Peeeero no me quedé con las ganas, la mamá de mi BFF tiene taaaanto talento para tejer que le mandé el diseño y lo hizo, le quedó más que preciosa, sigo enamorada, muuuy enamorada. Este es el link donde vi las cobijitas.

Y en general, el proceso de diseño y el paso a paso lo disfruté muchísimo. Ahora no se ve como en las fotos, es un mar de juguetes en el piso y tapetitos de fomi para que Val pueda jugar  a gusto, se sumaron más juguetes didácticos y muchos colores, pero la base es la que comparto en este post.

Espero te haya gustado, nos encantó el resultado y si quieres saber más sobre algo en específico, no dudes en preguntar.

¡Gracias por leer! 

 

Melanie Forey
Written by Melanie Forey